Agente colegiado  10318 aicat
 
CV COMERCIAL Agente Inmobiliario personal.


ALGUNOS ERRORES QUE DEBES EVITAR AL VENDER TU CASA Y QUE PODRÍAN 

COSTARTE MILES DE EUROS:  

Vender tu casa es, probablemente, una de las operaciones económicas más importantes y complejas a las que te enfrentarás en tu vida. Por ello es preciso no cometer errores.

 

Casas familiares en herencia, segundas viviendas sin uso o propiedades que es necesario liquidar salen todos los días a la venta a través de inmobiliarias, plataformas online o anuncios en la prensa. Algunas pasarán desapercibidas por su ubicación poco conveniente o por algún defecto estructural, pero en muchos casos son las decisiones que toma el propietario las que determinan el éxito de la venta.

 

Al tratarse de un proceso complejo, que implicará mover decenas de miles de euros, solventar trámites burocráticos y pagar impuestos, puede suponer la operación económica más importante a la que te enfrentes en tu vida. Por eso, cobra aún más relevancia saber cómo optimizar el proceso para evitar errores que resten ceros a tu cuenta bancaria. 

A la hora de vender tu casa, tendrás que ponerte por un momento en el lugar del comprador y analizar pormenorizadamente tanto la vivienda que vendes como el precio que pides o la forma en la que los interesados se formarán sus impresiones. ¿Es recomendable anunciarse en Internet? ¿Cómo organizar las visitas de posibles compradores? ¿Debes optar por una inmobiliaria?


Para resolver estas preguntas, hemos recopilado las recomendaciones sobre los errores que puedes cometer en la venta de tu casa y que pueden salirte muy caros.

 

 

1-FIJAR UN PRECIO INADECUADO:

 

 Valorar correctamente la casa que vas a vender  es crucial, y para ello hay que tener en cuenta su tamaño, su estado de conservación, sus condiciones y servicios y los precios inmobiliarios de su zona, entre otros factores. Es importante encontrar un precio que atraiga compradores potenciales y que tenga en cuenta nuestras aspiraciones y necesidades.

Acertar en el precio puede definir el éxito de la venta. La sobrevaloración ahuyenta a los interesados que surgen en los primeros meses y, si la vivienda pasa demasiado tiempo en el mercado, se puede quemar. Caminar en la línea de los precios de cierre de inmuebles similares en la zona es lo que debemos plantearnos.

 

 

2-NO ESTAR DISPONIBLE PARA RECIBIR VISITAS:

 

Si has decidido vender tu casa por tu cuenta, probablemente necesitas despejar tu agenda o hacerte con una si no la tienes. Uno de los factores que puede ahuyentar a posibles compradores es un vendedor huidizo o con poca disponibilidad para enseñar su propiedad.

"El mercado de la vivienda se mueve rápidamente, y entran y salen propiedades en todo momento" por lo que es recomendable estar abierto y adaptarse a los horarios de los interesados. "Si es posible, guarda unas horas de más para las visitas", añaden.

 

3-NO PREOCUPARTE POR LA APARIENCIA DE TU VIVIENDA:

 

Puede sonar obvio, pero figura en las recomendaciones de las plataformas especializadas. "Una persona interesada en comprar un piso necesita poder visualizarse viviendo en él, y para ello tu colaboración es imprescindible". Antes de empezar a recibir visitas, debes de intentar quitar todos los trastos y elementos decorativos, dejando la vivienda lo más espaciosa posible".

Además de despersonalizar la vivienda es muy importante la limpieza y la buena ventilación como requisito imprescindible. Muchos vendedores solo cuidan el interior de sus viviendas a la hora de ponerlos a la venta cuando en realidad el exterior también es vital, ya que es la primera impresión que tendrá el posible comprador". 

 

3-INTENTAR CAMUFLAR FALLOS ESTRUCTURALES O CHAPUZAS:

 

Un cuadro que tapa una grieta, un suelo desconchado bajo las alfombras o una instalación eléctrica defectuosa puede desmotivar completamente a un posible comprador. Nadie quiere sentirse estafado cuando compra una casa y nadie debería poner en el mercado una casa que no está en perfectas condiciones, salvo que avise previamente de que está a reformar.

"En pocas palabras: no intentes usar pintura, alfombras o iluminación elegante para enmascarar los problemas que un comprador tarde o temprano descubrirá".

 

4-NO ANUNCIAR CORRECTAMENTE LA CASA EN INTERNET:

No solo se trata de publicar una oferta de venta de tu casa en cualquiera de las plataformas mencionadas, hay que ponerse de nuevo en el lugar del comprador y preguntarse:

¿Me interesaría por una casa en venta en Internet de la que no puedo ver fotos? ¿Están reflejadas las características principales de la casa, sus accesos y servicios y del vecindario?

Un anuncio online de una casa que no incluya fotos genera la sospecha de que el vendedor oculta algo. Las fotos han de tener resolución suficiente y que muestren espacios con luz y lo más despejados posible".

 

4-NO SABER CUÁNDO RECURRIR A UNA INMOBILIARIA:

Si no tienes suficiente tiempo para atender las llamadas o para concertar visitas de posibles compradores, si has recibido ofertas, pero no eres capaz de concretar un precio satisfactorio o si pasa el tiempo y nadie se interesa por tu casa, quizás haya llegado el momento de acudir a una inmobiliaria.

No todas las personas que tienen una vivienda en venta son necesariamente buenos comerciales y, pese a que un agente cuesta dinero, en algunos casos puede facilitar la venta. Un profesional inmobiliario es de gran ayuda en temas legales y además aporta una cartera de clientes de la que el particular carece.

 

5-NO TENER LOS PAPELES AL DÍA O NO HABER PAGADO LOS IMPUESTOS CORRESPONDIENTES

Uno de los motivos por los que los vendedores suelen hacer uso de inmobiliarias es para solventar los trámites legales, tasas y documentación a rellenar que conlleva vender una casa. No sólo se trata de estar al corriente del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles y tener la escritura de compraventa previa, hay múltiples papeleos que pueden complicarte la operación si no se tienen en cuenta.

Si vas a vender tu casa, ten a mano los planos de la vivienda, la nota simple registral o los estatutos de la comunidad de vecinos, si la hubiese. Además, no puedes olvidar la firma del contrato de arras y pasar por notaría para la escritura pública.

 
 
 
 
Correo
Llamada
Acerca de